Vuelos en globo

Conocer un territorio a vista de pájaro volando en un globo aerostático es una experiencia inolbidable; si a eso le añadimos un paisaje lleno de contrastes como el del Empordà, con sus montañas y sus llanuaras, la costa y el mar, y sus prados de colores cambiantes, sin duda lo convierten en una experiencia única.

Desde el silencio del vuelo en globo, llevados por el viento, podréis admirar la costa, así como pueblos con encanto como Peralada, l'Escala, Roses o els Aiguamolls de l'Empordà, y de fondo, los Pirineos.

Más información: